Tecnología, Web, Diseño y Programación

martes, 15 de marzo de 2011

On 10:34 by Hugo vl in , ,    Sin Comentarios


El iPad 2 ha salido al mercado, y lo ha hecho por la puerta grande. Su presentación al mundo -en Estados Unidos se puso a la venta  el pasado 11 de marzo, mientras que en España tendremos que esperar hasta el día 25 para comprarlo- provocó nuevamente la locura, algo con lo que no todos contaban. Para los fans de la casa, la nueva versión del tablet de Apple es un producto más fino, más potente y, en definitiva, mejor, por el mismo precio. Mientras, los enemigos de la firma de la manzana podrían argumentar que prácticamente no hay novedades sobre el modelo anterior. Un procesador de mayor potencia, más memoria y la incorporación de cámaras, fueron grosso modo las grandes novedades presentadas. Nada, sobre el papel, que no existiera ya en el mercado.

Pero los tiempos de Apple son otros: entrega al mercado con cuentagotas las mejoras que va incorporando a sus productos mientras éstos se venden como churros. Un buen ejemplo de ello ha sido el iPhone: sus posteriores versiones han ido incorporando mejoras, que sin ser revolucionarias, han aportado valor añadido a un dispositivo que ya contaba con las alabanzas de su público y el mercado. Parece que con el iPad va a suceder lo mismo: las novedades, desde el punto de vista de los críticos, son pocas. La competencia también opina lo mismo, y a los de California les llueven los reproches por haber mantenido el dispositivo sin soporte para Flash, o bien no permitir la conexión por USB. Sin embargo, el fabricante se guardaba un as en la manga con el que sus competidores no contaban.

El secreto está en sus tripas
Apple no lo contó todo en la presentación del equipo. El iPad 2 guardaba un arma secreta que lo situaría, una vez más, a distancia de sus competidores. El descubrimiento se hizo a golpe de destornillador, gracias a la conocida webiFixit, que destripa literalmente todo gadget que llega al mercado para saciar el espíritu de los que ansían ver qué hay dentro. Bien, pues en un rápido repaso al procesador y memoria, todo parecía seguir las especificaciones apuntadas por Apple: los de California han puesto toda la carne en el asador con una potentísima tarjeta gráfica. La maniobra no ha sido gratuita, puesto que un posterior análisis del rendimiento de la misma dejaría en evidencia que el iPad 2 es el doble de rápido en rendimiento gráfico que el Motorola Xoom, una de las grandes apuestas Android para rivalizar con el tablet de Apple este año. El dato no es baladí, puesto que buena parte de los usuarios de los tablets los emplean como consolas en un mercado que no para de crecer, y el rendimiento de los juegos en un factor diferenciador determinante.

Decíamos al abrir este artículo que la comercialización del iPad 2 ha vuelto a provocar colas (mucho más grandes que con la versión anterior, según apuntan ciertas fuentes), y en diversos locales se ha colgado en un solo día el cartel de “agotado”. Pero aquí no acaban las buenas noticias para el equipo de Steve Jobs, puesto que el 70% de los compradores del nuevo modelo nunca había adquirido antes un iPad, con lo que se abre un nuevo nicho de mercado para la marca de la manzana.

Apple parece haberse hecho con una nueva gallina de los huevos de oro con una fórmula que extiende a toda su gama de productos: crean un hard con una gran facilidad de uso, elevada calidad y muy eficiente en lo que hace, junto con unecosistema de aplicaciones donde también hacen caja y sirve al tiempo de barrera de entrada para los crecientes rivales. Hay iPad para rato y 2011 parece que va a ser también un año de reinado cómodo para Apple en este mercado.

0 comentarios:

Publicar un comentario